Facebook Saborea Campo de Criptana  Blog Saborea Campo de Criptana  Canal Youtube Saborea Campo de Criptana    Atención al Cliente: 682 806 908     Main content translation
Saborea Campo de Criptana

Usuario
Clave

¿Olvidó su Contraseña?

Reg. Cliente  -   Reg. Tienda


Precios con IVA incluido







Producto  Sección
Marca
Productos Saborea Campo de Criptana




HARINA DE ALMORTAS
   HARINA DE ALMORTAS

1,55 €   Und

    En Stock

Marca: SaboreaCriptana

Descargar Ficheros de Información
  • almorta consumo


Harina Natural de almortas. (Bolsa 0,5 kg)
SIN GLUTEN


Información Ampliada:

Harina Natural de almortas elaborada en Campo de Criptana.

La base de las gachas Manchegas. SIN GLUTEN

Disponible en Bolsa de papel o bolsa de plástico de 0,5 kg. ambas. Para facilitar el transporte y evitar posibles roturas, enviaremos la harina en bolsas de plástico, a no ser que el cliente indique lo contrario. La calidad del prodcuto es la misma, pero su conservación será mejor.

Se tiene constancia del uso de la almorta hace cuatro mil años en la India. Son un complemento sabroso en sopas, guisos, ensaladas y otros platos salados. Baja en grasas y con alto contenido en fibra. Tiene usos gastronómicos. La harina de almorta se consume en muchos pueblos españoles y constituye la base de las gachas manchegas. La harina de almortas no es fácil de conseguir fuera de la región de Castilla-La Mancha.

GACHAS MANCHEGAS Las gachas manchegas es un plato español, de la región castellana de La Mancha, aunque en otras regiones de España se dan otras variantes. Consiste en una especie de papilla, compuesta por harina tostada y luego cocida con agua, que se elabora con harina de almortas (también llamada de "titos" o "guijas" y chícharos), panceta de cerdo, ajos, pimentón, aceite y sal. En origen era comida de pastores y gente del campo, consumida sobre todo en los fríos días de invierno. Este plato se consume popularmente en un corro alrededor del "perol" o sartén que se ha utilizado para la elaboración, con una cuchara o con un simple trozo de pan.

  • RECETA GACHAS MANCHEGAS - Ingredientes (para 4 personas): 200 gramos de tocino / 1 cucharada de pimentón picante / aceite de oliva, 4 cucharadas / 4 dientes de ajo / 5-6 cucharadas de HARINA DE ALMORTAS / agua y sal al gusto. - Preparación: Cortar el tocino a tacos y poner estos en la sartén, con un poco de aceite, hasta que se frían y suelten su propia grasa. Retirar y reservar. Dorar los ajos, con cuidado de que no se quemen. Agregar la harina, dando vueltas para que la harina tome color. Incorporar el pimentón y 3 tazas de agua removiendo continuamente. Cocer a fuego suave, sin dejar de remover, con la cuchara de madera hasta que se formen las gachas. Servir caliente.

Características:

Noticia relacionada con la Harina de Almorta en el diario digital HOY.es

Ha combatido el hambre en las guerras pero también ha provocado innumerables casos de parálisis. La almorta, legumbre que proporciona una harina con la que se elaboran las gachas manchegas y otros platos camperos en regiones como Andalucía o Castilla y León, dejará de estar prohibida en los próximos meses. En realidad, su prohibición, decretada en 1944, nunca se ha cumplido y se ha vendido con relativa normalidad en tiendas de alimentación más o menos especializadas. Francisco de Goya dedicó a la almorta uno de los grabados de sus Desastres de la Guerra, porque esta legumbre libró del hambre a muchos madrileños en 1811. Un siglo más tarde, la almorta volvió a ser la salvación durante la Guerra Civil y la posguerra por ser el único alimento que miles de personas se echaron a la boca día tras día. Lo que todos desconocían es que la harina de almorta consumida de forma permanente acaba provocando latirismo, una enfermedad que se manifiesta en inmovilidad de las articulaciones, deformaciones de la columna vertebral y parálisis. De hecho, la denominación de esta dolencia procede del nombre científico de esta planta -lathyrus sativus- que contiene sustancias neurotóxicas, -sobre todo alcaloides- que dañan el sistema nervioso. Las autoridades españolas lo descubrieron en 1941 y decidieron prohibir su comercialización para consumo humano en 1944. Desde entonces, ha seguido consumiéndose, aunque en menor proporción que en la hambruna de la posguerra. Por ello, la Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición está elaborando un real decreto que el Boletín Oficial del Estado publicará antes de que finalice el año o a principios de 2011 para acabar con esta prohibición.

Nuevo etiquetado «Su consumo esporádico, como puede ser una vez por semana o cada quince días, no plantea ningún problema», explica Roberto Sabrido, presidente de este organismo, que reconoce haber preparado gachas con harina de almorta en más de una ocasión en reuniones o fiestas con amigos. «Ahora toca hacer justicia con la harina de almorta, levantar su prohibición y que prime la información al consumidor», añade. Para ello, el etiquetado que se exigirá a los envases de harina de almorta deberá especificar que su consumo continuo y prolongado en el tiempo es peligroso y que, en ningún caso, debe ocupar una parte fundamental de la dieta. «La verdad es que hoy todo el mundo que la consume lo hace correctamente y se ha convertido en un ejemplo de gastronomía social, de festejos, de estar con los amigos comiendo gachas, y hay que reconocer que las gachas con harina de almorta tienen un sabor más especial que las hechas con harina de trigo».

   
• Conócenos  About Company
• Noticias / Actualidad
• Contacte con nosotros
• Como Comprar
• Condiciones de Compra  About Company • Aviso Legal
Centro Tecnológico Alcázar
Diseño y Desarrollo